VII
2014
Informe sobre exclusión y desarrollo social en España
 
 
PRESENTACIÓN INSTITUCIONAL

 

En la presentación del VI Informe FOESSA expresamos con claridad que «nuestra dedicación y compromiso » con el desarrollo social y el desarrollo humano integral «será tan intenso como sea necesario ». Esto es lo que significa el esfuerzo y la realidad de poder presentar hoy el VII Informe FOESSA sobre exclusión y desarrollo social en España.

No cabe duda de que los acontecimientos y cambios ocurridos en nuestras sociedades a partir de 2008, año de la presentación del aquel informe, han supuesto no solo una crisis económica, sino una gran conmoción por la dimensión multifacética de la crisis que ha afectado a las propias estructuras y procesos de la sociedad. Y está produciendo cambios en el propio modelo social. Lo que se convierte en una exigencia, aún mayor si cabe, del compromiso contraído. Por ello, la Fundación FOESSA ha hecho el esfuerzo para disponer de este informe en el plazo previsto.

Se trata de un nuevo informe de la serie de Informes FOESSA sobre la situación social de España. Sus objetivos son los mismos que se trazó la Fundación desde su inicio. Y sigue la trayectoria trazada por el anterior informe. Se pretende, por tanto, hacer luz sobre los retos y desafíos del desarrollo social, abordando de forma sistemática y dinámica los fenómenos sociales, en una sociedad recorrida transversalmente por procesos excluyentes. Los importantes problemas de la igualdad de derechos y de la lucha contra la pobreza, que se encuentran enraizados en nuestra estructura social a través de procesos de largo recorrido, se han agudizado de forma especialmente grave en nuevas formas de desigualdad que suponen un reto de primer orden para el desarrollo social. No es, pues, un informe de la coyuntura de la crisis, sino de las estructuras de la sociedad, que, evidentemente, han sufrido y siguen sufriendo el fuerte impacto de la crisis.

Este informe intenta dar un paso más no solo en la comprensión de los efectos de un determinado modelo de desarrollo reducido a los parámetros del crecimiento económico, tratando de profundizar en la dinámica del proceso social y sus causas; por ello mantiene continuidad de análisis con el VI Informe sobre exclusión y desarrollo social. Pretende, sin abandonar ese diagnóstico, ahondar en las preguntas que ese informe abrió en los ámbitos definitorios del modelo social. Son preguntas sobre la dinámica económica y la configuración de la estructura social, sobre la dimensión sociopolítica del modelo social y la configuración de las estructuras de bienestar, sobre la dimensión societal y la configuración de la sociedad civil y el capital social. Y todas ellas nos abren una pregunta más sobre si la pobreza y la exclusión social se pueden responder sin cuestionar el propio modelo social.

La comprensión hoy de estos procesos ya no es abordable desde una perspectiva puramente endógena y autocentrada. Después de la primera tentativa en el VI Informe, va tomando cuerpo en el análisis de la situación social la dimensión internacional de los procesos que vivimos en un determinado país. Cada vez es más patente que el diagnóstico de la situación social no puede quedar limitado a su solo ámbito, pues la mundialización es un proceso intenso y generalizado, y las causas y los efectos se están produciendo en una situación de globalización. Por ello, en este VII Informe, sus análisis y diagnósticos se retroalimentan desde una consideración europea y mundial.

No cabe duda de que, a través de sus diversos capítulos, se realizan aportaciones cualificadas en estos diversos ámbitos. Pero cada vez es más patente que el análisis de la situación social implica y explicita diagnósticos que, sin dejar de ser de base económica y sociológica, y precisamente por serlo, llegando a la raíz de los fenómenos sociales analizados, sistemáticamente se están refiriendo al análisis de causas y efectos. Causas y efectos de muy grave afección a las condiciones de vida, a las condiciones de la promoción y desarrollo de las personas, de todas las personas. Lo que supone la presencia de la dimensión «moral» del diagnóstico; o sea, de la presencia de valores en cualquier ámbito del análisis que pretenda llegar a las causas de las situaciones sociales, pues son los que están dando forma y contenido a las opciones y decisiones sobre las estructuras y procesos que conforman el modelo social. Ello no es óbice, y es igualmente constatable, para que este análisis se realice y responda al rigor de la investigación, a la consistencia de sus fundamentos, a la exigencia de las fuentes de información.

La Fundación FOESSA, en su trayectoria y, en concreto, en el periodo transcurrido desde el último informe, ha venido realizando una serie de informes anuales, «Análisis y perspectivas», que han ido dando cuenta de la evolución de la coyuntura y de las diversas cuestiones que en cada momento tenían una influencia relevante y significativa en dicha coyuntura. Por ello, este VII Informe FOESSA sobre exclusión y desarrollo social en España no pretende sustituirlos ni simplemente continuarlos. Pretende analizar y diagnosticar de modo global la complejidad del proceso en que nos encontramos, con la conciencia de que no se trata solo de continuar la trayectoria de los Informes FOESSA, sino que es necesario tomar conciencia de las bases que estamos poniendo para nuestro propio futuro como sociedad, para nuestro propio proceso de desarrollo humano. Tarea en la que aún tenemos mucho pendiente, en la que no es de menor rango continuar la búsqueda de nuevos indicadores de desarrollo social y bienestar, como en este mismo informe seguimos constatando, que nos deben abrir nuevas perspectivas para otro modelo de desarrollo social.

Con ello seguimos la trayectoria de quienes hace 50 años, basándose en las investigaciones del I Informe FOESSA, se propusieron hacer, y realizaron, la «Ponencia sobre factores humanos», que aportaron a los Planes de Desarrollo entonces vigentes. Ponían al descubierto el factor ausente en un desarrollo concebido solo desde y para el crecimiento económico, y hacían la pregunta sobre el sentido del desarrollo cuando no es el soporte de un desarrollo humano integral.

Valga, pues, este VII Informe FOESSA como homenaje a quienes hace 50 años concibieron y dieron cuerpo real y operativo a la Fundación FOESSA y a sus informes. A todo ellos, aunque en estos momentos deseamos mencionar de forma especial a D. Francisco Guijarro y a Mons. D. Ramón Echarren, recientemente fallecido y nuestro presidente de honor, en quienes además podemos personificar la creación de la Fundación FOESSA para continuar la tarea investigadora que Cáritas realizó para dar soporte al Plan CCB en 1963.

A lo largo de nuestros 50 años de historia, la Fundación ha tratado de desentrañar nuestra realidad a través de sus informes e investigaciones. Una apuesta por el rigor y por el compromiso con el desarrollo que no siempre ha resultado sencilla, pero que se ha mantenido firme en todo momento. Por eso, hoy debemos reconocer el esfuerzo y la valiosa contribución de todos cuantos han hecho posible cada uno de los trabajos realizados en el ámbito de la Fundación durante sus cinco décadas de historia.

En cuanto a este VII Informe, queremos agradecer especialmente a los miembros del Patronato(1) su impulso constante; al Comité Técnico y al Consejo Científico, ser cerebro, músculo y corazón de este informe; a los coordinadores de capítulos y a todos y cada uno de los autores e investigadores que han participado, porque, gracias a su esfuerzo, rigor y compromiso, la Fundación FOESSA puede presentar hoy un informe que consideramos de grandísimo valor en el momento en el que nos encontramos.

Gracias a todos ellos. Esperamos ahora que este informe suponga una aportación significativa al conocimiento y, especialmente, al desarrollo social de nuestro país.
Rafael del Río
Presidente de la Fundación FOESSA


El Patronato de la Fundación FOESSA está compuesto por: D. Rafael del Río Sendino, D. Sebastián Mora Rosado,
D. Jorge Rosell Comas, D. Ramón Prat i Pons, Dña. Carmen Borbonès i Brescó, D. José Luis Pérez Larios, D. José Manuel
López Rodrigo, D. Rafael de Lorenzo García, D. Julio García Paredes, D. Demetrio Casado Pérez, D. Julio Bordas Martínez,
D. José María de Prada y González, D. Silverio Agea Rodríguez, D. Víctor Renes Ayala, D. Carlos Álvarez Jiménez,
D. Luis H. de Larramendi, D. Leoncio Manuel Fernández Bernardo, D. Fernando Fuentes Alcántara, D. Miguel Juárez
Gallego, D. Fernando Coello Rodríguez, D. José Fernando Almazán Zahonero, Dña. María Silvestre Cabrera y, D. Javier
Nadal Ariño.